variedades y formatos

Variedades de café

La familia botánica a la que pertenece el cafeto, las rubiáceas, tiene unos 500 géneros y más de 6.000 especies. Un ejemplo reconocible por todos es la gardenia; auque indudablemente la coffea es el género más importante de esta familia, desde el punto de vista económico. Dentro del género coffea, existen más de 25 especies, todas ellas indígenas del África tropical y de ciertas islas del Océano Indico, especialmente Madagascar. De entre todas ellas, las especies de coffea más importantes, desde el punto de vista del sector industrial cafetero, son la coffea Arábica, la coffea Caneophora o Robusta y la coffea Liberica.

  • El café Arábica (Coffea arabica): Existen unas 200 variedades de plantas que crecen de manera ideal entre los 500 y 2.000 metros de altura. El fruto tiene forma ovalada y su maduración dura de 7 a 9 meses. Esta especia presenta los granos más aromáticos con una cantidad de cafeína más bien baja. La mayoría de las grandes cosechas de café proceden de la variedad arábica aclimatada a un entorno específico lo que proporciona un café con aromas concretos. El café Arábica se cultiva en toda Latinoamérica, en África Central y Oriental, en India y, en cierta medida, en Indonesia.
  • El café Robusta (Coffea canephora): Cuenta con más de 500 variedades de plantas pero pocas son comestibles. Proporciona un café fuerte, con mucho cuerpo y un contenido de cafeína mayor. El tiempo de maduración va desde los 9 hasta los 11 meses. El café Robusta se cultiva en África Occidental y Central, en todo el sudeste de Asia y, en cierta medida, en Brasil, donde se le conoce como Conillon. Durante los últimos años, el grano de Robusta está experimentando una importante evolución ascendente en los mercados cafeteros.
  • El café Liberica: Proporciona un café con un sabor peculiar, por lo que su consumo no está muy generalizado, sin embargo es particularmente apreciado en los países escandinavos. Tiempo de maduración del grano entre 11 y 14 meses.

Formatos del café en el mercado

A continuación os mostramos los formatos más comunes en los que os podéis encontrar el café actualmente:

  • Café verde en grano: Es el café sin tostar por lo que será necesario tostarlo para poder consumirlo. El sabor final del café dependerá en gran medida del proceso de tueste; podemos encontrar distintos tipos de tuestes (full city, viena, italiano, francés, …), cada uno con un tiempo y temperatura de tueste distinto.
  • Café en grano tostado: Para prepararlo sólo se tiene que moler. El grado de molido (más o menos fino) influirá en el café resultante: por regla general, cuanto más molido, más fuerte estará el café.
  • Cafés molidos: Es el formato más extendido. Los podéis encontrar al vacío (envase duro) o en atmósfera controlada (blandos). Suelen mezclar diferentes cosechas y orígenes por lo que la calidad del café es sumamente variable según la marca.
  • Cafés instantáneos: Sólo necesitan que se les añada agua caliente para ser consumidos. Su proceso de fabricación no restituye por completo la complejidad aromática de la infusión clásica, lo cual explica que su sabor siempre resulte reconocible sea cual sea el café utilizado.
  • Cápsulas: Es el sistema más novedoso. El agua y el café están en contacto durante muy poco tiempo, lo que ayuda al café a liberar los mejores aromas.  Uno de los mayores inconvenientes de esta variedad es que cada cafetera sólo acepta las cápsulas de su misma marca, por lo que si nos gusta una variedad de café de otra marca distinta a la de nuestra cafetera, las cápsulas no nos servirán.