El café de Honduras ha estado ausente durante mucho tiempo del “top” de los cafés de origen, pero ésto está cambiando en la actualidad. El rango de cafés en Honduras es muy amplio: podemos encontrarnos con cafés de perfil ácido, ligeramente afrutados y fuerte dulzor que nos recuerde al azúcar de caña hasta cafés más similares al caramelo y menor acidez que son idóneos para preparar expresos. Algunas áreas son bastante húmedas y lluviosas por lo que la calidad del café se puede llegar a ver deteriorada cuando los cafetos se anegan debido a las fuertes lluvias.

En nuestro caso, el café que hemos catado ha sido un café con poco cuerpo, ligera acidez y final en boca medio.

Tueste: Medio.