Cultivado en la zona este de la Isla de Java (Indonesia) y madurado durante 2 años para que pierda parte de su acidez. Esta maduración se lleva a cabo exponiendo los granos a los vientos monzónicos invernales, provocando que los granos cambien de color verde a marrón y de ahí su nombre.

Se trata de un café con poco cuerpo, con toques de miel, poca acidez y ligero final en boca. Su suavidad hace que se trate de un café idóneo para toma como café expreso.

Tueste: Medio.