La cata de café es una actividad bastante interesante y divertida con la que podrás compartir un buen rato con tus amigos.

A continuación os mostramos el material necesario y los pasos que deberás seguir para llevar a cabo una cata de café. No es necesario que sigas todos los pasos estrictamente, simplemente úsalos como guía.

Material necesario

  • Hervidor de agua
  • Tazas
  • Cucharas (preferiblemente soperas).
  • Vasos con agua (para limpiar las cucharas)
  • Vasos con agua con gas (opcional). Es útil para limpiar el paladar entre muestra y muestra.
  • Peso digital (para medir cantidades).
  • Algún recipiente para escupir los cafés probados (si prefieres tragarte el café, no necesitarás esto).

Pasos

  1. En primer lugar prepara tantas tazas como cafés quieras probar e introduce los granos de cada variedad en una taza distinta. En cuanto a la cantidad de café y agua, es de tu elección pero como orientación puedes usar 12 gramos de café por cada 20 centilitros de agua.
  2. Pon el agua a hervir. Es recomendable usar agua fresca filtrada o cualquier agua embotellada con bajo contenido en minerales para influir lo mínimo posible en el sabor del café.
  3. A continuación y una vez que el agua esté a punto de hervir, procederemos con el molido de los granos vertidos en cada una de las tazas. Para ello simplemente vertiremos los granos de café de la taza al moledor de café y una vez triturados los volveremos a verter en la taza en cuestión. Es conveniente que limpies bien el moledor entre una muestra y otra de café para no mezclar sabores.
  4. Antes de verter el agua en las tazas puedes aprovechar para oler el café molido de cada una de las muestras. Estaría bien tomar notas sobre los olores que percibas.
  5. Una vez haya hervido el agua, espera alrededor de 1 minuto antes de verterla en las tazas. La temperatura ideal del agua es alrededor de los 95 grados centígrados.Vierte el agua lentamente para que el agua y el molido de café sinergien correctamente. Recuerda que puedes usar la cantidad de agua y café que creas conveniente (más café, mas cargado te saldrá el café). En futuras catas juega con las cantidades hasta que alcances el nivel deseado, es cuestión de práctica.
  6. Cuando empieces a verter el agua ten a mano un reloj. Deberás dejar reposar el agua con el café unos 4 minutos, que es el tiempo aproximado que el café necesita para asentarse.
  7. Una vez pasados los 4 minutos llega el momento de eliminar la capa de costra formada en la superficie. En estos cuatro minutos de interacción entre el agua y el café se habrá formado una gruesa capa de costra la cual hemos de eliminar para que no interfiera en nuestra cata. Podremos eliminarla fácilmente con una cuchara sopera de las de toda la vida. Si vas a usar la misma cuchara para eliminar la costra de todas las tazas, recuerda mojarla en agua entre taza y taza para evitar contaminación entre los cafés a catar.
  8. ¡Llegados a este punto ya está todo listo para que empecemos con nuestra cata!
  9. Para catar cada una de las muestras, introduce la cuchara lo más horizontalmente que puedas en la taza, acércatela a la boca y absorbe fuertemente. La idea es que el café fluya por toda tu boca para que puedas experimentar todos los sabores y características del café.Una vez saboreado, puedes escupirlo o tragártelo. Si vas a catar muchas muestras o vas a hacer la cata de noche, te recomiendo escupirlo (a no ser que no quieras pegar ojo en toda la noche). Si por el contrario haces la cata a una hora razonable o no vas a probar más de 3 muestras, trágatelo y ¡disfrútalo! (yo personalmente soy más partidario de esta opción).
  10. De nuevo, entre muestra y muestra mete la cuchara en agua para evitar contaminación entre las distintas variedades.
  11. Es recomendable que no comentéis nada acerca de los cafés entre vosotros durante la cata pues nuestro cerebro es muy traicionero y si uno de mis amigos dice “este café sabe a canela”, seguramente a mí también me sepa a canela cuando lo pruebe (aunque puede que no sea cierto).
  12. Es interesante que volváis a catar los cafés una vez que ya hayáis probados todos. Puede que notes que los atributos de un café hayan cambiado ligeramente con el paso de los minutos.
  13. Una vez hayáis terminado, ¡disfrutad comentando vuestras opiniones!.